Listas negras del SAT: un caso real a tomar en cuenta

Como hemos comentado en artículos anteriores de nuestro blog, las «Listas negras» del SAT que contienen la relación de contribuyentes que presuntamente realizan operaciones simuladas o están catalogados como EFOS definitivas (Art. 69-B) y/o tienen algún adeudo fiscal o se encuentran como no localizados, entre otros supuestos (Art. 69) son archivos que se actualizan periódicamente; por lo que un dato incluido con anterioridad bajo determinado estatus, puede variar de una fecha a otra y, al no darle el debido y constante seguimiento a estos cambios, se corre el riesgo de tener que asumir consecuencias negativas (desde el punto de vista fiscal y/o financiero) como le sucedió realmente a un contribuyente cliente de MYSuite.

La historia

En días pasados, un cliente nos contactó para solicitarnos nuestra opinión acerca de cómo proceder en su caso; pues a través de nuestro servicio de «Alertas de Listas Negras» se enteró que uno de sus proveedores en los años 2014 y 2015, aparecía publicado en el listado del artículo 69-B como «DEFINITIVO» (en la «Situación del contribuyente») y se percató que el oficio mediante el cual se comunicó la situación de su proveedor fue emitido en 2017.

Nos dijo que, su contador le manifestó que las operaciones que hizo su empresa con este proveedor incluido en la lista negra del 69-B se llevaron a cabo en años anteriores a que fuera catalogado de esta manera y habían sido operaciones reales, no simuladas; sobre lo cual podía servir como demostración el contrato celebrado entre las partes, así como la evidencia del servicio recibido. Así que, en su opinión, bastaba con eso para pensar que no tendrían ningún problema con la autoridad tributaria.

Cuando nos expuso el caso le comentamos que, efectivamente, es posible establecer una aclaración o «defensa» sobre este asunto ante la autoridad fiscal, demostrando la materialidad de las operaciones; pero para ello, se establece un término que es de treinta días posteriores a haberse hecho la publicación definitiva de su proveedor en la lista del 69-B y que, en su caso, dicho plazo ya había transcurrido y, en ese sentido, le sugerimos que se acudiera a la PRODECON (Procuraduría de la Defensa del Contribuyente) a realizar una consulta de manera oficial.

En la PRODECON le indicaron que, aunque había expirado el término de 30 días indicado por la ley (CFF), podían presentar ante el SAT la información necesaria para acreditar el caso; pero no era ninguna garantía de que fuera aceptado. Por otra parte, le comentaron que tienen dos opciones:

  • Dejar sin efectos fiscales las operaciones realizadas con la empresa proveedora que aparece en la lista negra y, para ello, deberán pagar los impuestos que dedujeron con las facturas recibidas de ese proveedor (más los recargos acumulados).*
  • Presentar la información ante la autoridad para demostrar que la operación realizada fue real y totalmente en regla.**

* Con la primera opción tendrían que presentar declaraciones complementarias por los periodos en los que hicieron las operaciones y pagar un monto muy elevado de impuestos y recargos (IVA e ISR).

** Con la segunda opción, si fallaran a su favor, no tendrían que pagar; pero si fallan en su contra, no habría forma de evitar que la autoridad (en una auditoría) los considere como «cómplices» del proveedor catalogado por la misma como EFOS… pudiendo ser las consecuencias mucho más graves que en la opción de «autocorregirse» presentando las declaraciones y pagar.

Le preguntaron a nuestro cliente que, cómo se había percatado de esa situación; pues suponían que tuvieron que tomarse el trabajo y la molestia de buscar en operaciones y transacciones antiguas y comparar los RFC de sus proveedores con los RFC que aparecen en las listas negras.

Les contestó que, fue mediante un nuevo servicio que brinda MYSuite a sus clientes; con el cual busca diariamente coincidencias de los RFC (emisor y receptor) de todo su histórico de facturas emitidas y recibidas con los incluidos en las listas negras del SAT y en caso de encontrar alguna, les genera alertas.


Este caso expuesto, es un caso real de la lista del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF) en el que resultó afectado un cliente de MYSuite y lo que le indicaron en la PRODECON es lo que se debe hacer, según lo establece el propio Código Fiscal (CFF).

Por eso, es muy recomendable revisar de manera minuciosa cada actualización que se realice a dichos listados e identificar cualquier situación en la podría estar involucrada la empresa o negocio; ya sea, como «Emisor» de CFDI o «Receptor» (respecto a sus proveedores) para aclararla o desvirtuarla demostrando la materialidad de las operaciones ante la autoridad tributaria.

Te recordamos que, en MYSuite contamos con el «Servicio de Alertas» sobre Listas Negras que te permitirá conocer oportunamente si tu propia empresa o tus clientes y/o proveedores aparecen en cualquiera de los listados publicados por el SAT para que puedas responder o actuar en tiempo, según los términos de ley y evitar consecuencias graves desde el punto de vista fiscal, financiero y de negocio.

Si tienes alguna duda sobre este tema o te interesa conocer más acerca de nuestro servicio de alertas, por favor, contáctanos y con gusto te apoyaremos proporcionándote mayor información.

Safe Creative #1909302055703
BLOG_Listas negras del SAT – Un caso real a tomar en cuenta –
CC by 4.0 –
MYSUITE SERVICES SA de CV

 

9 comments

    1. Hola Alberto, muchas gracias por ponerte en contacto con MYSuite.
      Transferimos tu comentario a nuestra área de atención a clientes para que un ejecutivo te proporcione la información que solicitas.

      Recuerda que si tienes cualquier duda sobre comprobantes fiscales u otras disposiciones del SAT relacionadas con este tema, puedes escribirnos nuevamente.
      Saludos!

    1. Hola Eduardo, gracias por comunicarte con nosotros.
      Transferimos tu comentario al área de Atención a Clientes y en breve nuestro ejecutivo se pondrá en contacto contigo para proporcionarte la información que requieres.

      Saludos!

  1. No es correcto exigir que el contribuyente esté pendiente de quiénes salen publicados en los listados, ya la presunción sólo se materializará en perjuicio de la EDOS en un procedimiento de fiscalización en la que ésta tendrá el derecho de desvirtuar la simulación presumida, a través del acreditamiento de la materialidad de las operaciones afectadas de presunción.

    1. Hola Tania!
      Muchas gracias por tu comentario.

      Si bien estar al pendiente de los listados «no es obligatorio», conocer de manera oportuna y prospectiva el contenido de los mismos no está de más; pues ello permitirá (de ser el caso) al receptor de los CFDI poder aclarar en tiempo cualquier situación respecto al efecto fiscal que le haya dado a los comprobantes que amparen dichas transacciones comerciales (ya sea, demostrar la materialidad de la operación o autocorregirse presentando las declaraciones necesarias en el plazo de los 30 días que establece el Código Fiscal de la Federación – CFF).

      No es menos cierto que, para hacer este procedimiento (de «aclarar» o «pagar») hay tres momentos:
      1. Dentro de los 30 días siguientes a que aparece el proveedor en el listado «definitivo» del SAT.
      2. Cuando llega una carta invitación.
      3. Cuando el SAT ejerce facultades de comprobación.

      … sin embargo, recordemos que las notificaciones que realiza el SAT, de acuerdo con el art. 69-B del CFF, son solamente para el emisor de la factura; por lo que, el receptor podría enterarse un poco tarde del asunto (por ejemplo, cuando la autoridad en uso de sus facultades de comprobación detecte que no acreditó en término la efectiva prestación del servicio o la adquisición de los bienes de parte de la EFOS… o no corrigió su situación fiscal) y ser acreedor de multas, recargos, actualizaciones, etc. que implicarían un desembolso monetario a lo mejor no planeado, aun cuando no llegue a considerarse que presuntamente deduce operaciones simuladas.

      Por otra parte, el SAT da la posibilidad de regularizarse o autocorregirse de manera voluntaria aunque hayan pasado los 30 días del plazo previsto en el código; por lo que, revisar los listados periódicamente, lejos de ser exigible, es beneficioso y saludable para el contribuyente.

      Esperamos que nuestra respuesta sea útil.
      Saludos!

  2. CÓMO SÉ DE ALGUNA EMPRESA SI QUIERO TRABAJAR CON ELLA, ESTÁ EN LA LISTA NEGRA. ES DECIR, PUEDO ALIMENTAR DATOS EN ALGÚN SITIO Y ME APARECE PORQUE SON MUY EXTENSAS. O CÓMO LE PUEDO HACER. ME PUEDE INDICAR POR FAVOR.
    ATTE JORGE

    1. Hola Jorge, gracias por escribirnos.
      En MYSuite contamos con un servicio por medio del cual podrás cubrir este requerimiento; transferimos tu comentario al área de Atención a Clientes y en breve uno de nuestros asesores te contactará para explicarte las funcionalidades y proporcionarte mayor información sobre el mismo.

      Saludos!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: